Lima Reactiva: ¿es momento de tomar acción?

Es la frase que visualizamos al final de la crisis producida por el impacto del coronavirus. Son momentos de vorágines y expectativas por lo que acontece en el país y el mundo; estamos a la espera de los resultados de la cuarentena y de la completa reactivación del país.

No solo encontramos los miedos propios a lo desconocido de la enfermedad, a sus efectos y a las pérdidas de quienes amamos. Esta pandemia nos conlleva a enfrentar nuestro propio desarrollo como personas y profesionales. Con las ciudades paralizadas, la economía subsistiendo y la nueva organización del home office como centro de operación, nos enfrentamos a un gran desafío.

En este contexto es difícil situarnos en una búsqueda laboral o en pensar en un cambio de la organización en la que nos encontramos. Sin embargo, si nos detenemos en el común denominador de una entrevista, cuando queremos entender la motivación de los profesionales, unas de las respuestas más generales son: “porque me motiva enfrentar un nuevo reto”, “quiero salir de mi zona de confort” o “busco un nuevo desafío”.

¿Es momento de reinsertarse en el mundo laboral?

Si bien es cierto que en la naturaleza del ser humano prima ser seres de adaptación, esta crisis nos enfrenta no solo a nosotros mismos, sino que todo el país se encuentra frente a un nuevo y desafiante reto. Es el momento clave en donde debemos usar nuestros recursos para adaptarnos a este nuevo contexto.

Recordemos, no hace mucho nuestra máxima oportunidad era el tiempo, en la vorágine del día a día; de lo que mas adolecíamos era de su falta, ;tanto en nuestra esfera privada, el compartir un buen café, el estar en familia, visitar a un amigo. Así como en nuestra esfera profesional, el hacer ese curso que siempre aplazábamos, el evaluar nuestra posición. Esta crisis nos brinda una oportunidad para tomar una pausa y analizar nuestro desarrollo personal y profesional.

Ahora bien, la enfrentamos en etapa de reinserción; en este contexto ¿es momento de iniciar mi búsqueda de trabajo? o ¿decaigo y postergo con la crisis económica y la lenta reactivación del país? La respuesta es clara, hoy más que nunca tenemos que ponerle más ahínco a nuestra búsqueda laboral, pero no como una emisión desordenada de hojas de vida y sin ser consistentes con los tiempos en que vivimos.

¿Cómo genero una estrategia?

Como headhunter he tenido la oportunidad de encontrar profesionales exitosos, pero llevados por la frustración aplican a cargos que no contribuyen a su desarrollo profesional. Siempre he tratado de explicar el círculo virtuoso a los candidatos entre organización y profesional. Ese que consiste en que siempre hay una organización adecuada para cada uno de ellos. En donde no solo van a poder agregar valor sino trabajar en una cultura de la felicidad. No hay forma de ser feliz que disfrutando de lo que hacemos.

Es nuestra decisión ver como afrontamos este espacio – tiempo que nos brinda la reactivación del país. Podemos asumirla como una invitación a tomar una pausa y cuestionarnos hacia dónde nos dirigimos con nuestro desarrollo profesional.  

Nos podemos ayudar con estos cuestionamientos profesionales:

  1. ¿Cuál es tu sector? Es importante definir y delimitar a qué sector económico estás enfocando tus esfuerzos de reinserción laboral o de potenciar tu desarrollo profesional. Hay que tener en cuenta que existen sectores más afectados por la crisis, debes definir tus áreas de interés y luego ir priorizando de acuerdo con tu objetivo.
  2. ¿A qué tipo de posiciones estás aplicando? Tomar en cuenta el nivel de seniority que tienes para aplicar a una posición, es fundamental para tu crecimiento. Haz el ejercicio de cómo te visualizas en un año; es un ejercicio simple, pero te ayudará a ver tu proyección profesional y personal encaminada.
  3. Desarrolla un long list de las empresas de tu interés. Es súper importante identificarse con las empresas a las que se postula. Utiliza este tiempo para hacer el top ten de aquellas organizaciones que te resulten atractivas y, sobre todo que puedas visualizarte trabajando en ellas.
  4. Averigua sobre tu marca empleadora. Esto se desprende del long list. Ver cómo los colaboradores se expresan de la organización, cuál es su política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), su relación con la comunidad; son referentes vitales para proyectar tu futuro profesional en la organización.
  5. Conecta con los decisores clave. Amplía tu red de networking; enfócate en que tu hoja de vida no solo se encuentre en todos los headhunters del país, sino que llegue a los gerentes de área y de recursos humanos de la empresa de interés.

Si bien es cierto que no estábamos preparados para enfrentar el panorama de la crisis del COVID-19, somos seres de retos y es nuestra decisión ver como afrontamos este espacio – tiempo en nuestro día a día. Hablamos de un crecimiento personal en todas nuestras escalas, pero muchas veces sin tomarnos una pausa.

Este es el momento más valioso para repotenciarnos como personas, como profesionales y decidir cómo podemos aportar al mundo desde nuestro propio trabajo y crecimiento. Y si es tu momento de reinserción o de introspección laboral, tómate este espacio para autoconocer tu talento, tus sueños, tu proyección de vida y enfocarte en crear una estrategia para alcanzarlo.

Finalmente, las crisis pasan y luego recordarás como te reactivaste tú con el país.

Escrito por: Graciela Santa Cruz, HR Business Manager en Core Global PartnersMagister en Desarrollo Organizacional y Dirección de Personas de Pacífico Business School y por la Universidad de Desarrollo de Chile. Psicóloga organizacional de la Universidad de Buenos Aires.