fbpx

Ventajas y Desventajas del Trabajo a Distancia

Y un día todo lo que conocíamos y era parte de nuestra rutina diaria, cambió; nos despertamos con una realidad desconocida para muchos, como es el trabajo a distancia. Ante este cambio, todos tuvimos reacciones diferentes como, por ejemplo, hubimos muchas personas que posiblemente anhelábamos no tener que movilizarnos hasta nuestro centro laboral por el tráfico, tiempo y condiciones de distancia, mientras que para otros tener su sitio laboral estaba asociado con su espacio de concentración y productividad. Para entender un poco más describiremos lo que el código laboral en Perú define:

“Teletrabajo” o “Trabajo remoto”

Teletrabajo: [1]Consiste en el desempeño de labores por parte del trabajador en su domicilio o en el lugar que éste considere conveniente, fuera del centro de labores, a través de medios informáticos, de telecomunicaciones y análogos amparado en la Ley N° 30036, Decreto Supremo N° 017-2005-TR

Trabajo remoto: Consiste en la prestación de servicios por parte del trabajador en su domicilio o en el lugar de aislamiento domiciliario, utilizando cualquier medio o mecanismo que posibilite realizar sus funciones fuera del centro de labores, sean medios informáticos, de telecomunicaciones, análogos u otros; siempre que la naturaleza de las funciones lo permita. Amparado en el Decreto de Urgencia N° 026-2020, Decreto de Urgencia N° 029-2020, Decreto Supremo N° 010-2020-TR

Considerando que legalmente tienes conceptos y aplicaciones distintas, las mayores similitudes son la realización del trabajo de manera no presencial y el uso de medios virtuales como primera herramienta de comunicación. Y fue aquí cuando independiente de la modalidad de trabajo a distancia en el que nos encontremos, nuestras casas fusionaron espacios, ya que debido a la cuarentena o aislamiento social nuestro hogar se convirtió en casa – oficina, con todas las anécdotas que tendremos para contar mientras seguimos trabajando desde casa.

Nuevos Hábitos

Con el paso de los meses fuimos creando nuevos hábitos con distintas realidades, por ejemplo la experiencia del home office no es la misma para un profesional que dedicaba mínimo 8 horas al trabajo cuando a la vez es mamá o papá, atiende a sus pequeños, controla las clases virtuales de sus hijos, se ocupa de las tareas del hogar y coordina actividades con su pareja para balancear las responsabilidades laborales; mientras que un profesional sin niños en casa, podría tener mas flexibilidad en sus horarios y mayor concentración en su trabajo.

Otro punto importante es el espacio que se destinó para convertirlo en la oficina provisional, existen varias empresas que les enviaron a sus colaboradores su silla ergonómica, posa pies, entre otros implementos; pero todos tuvimos que adecuar un espacio que nos permita concentrarnos, mantener reuniones virtuales, hablar por teléfono sin interrupciones y posiblemente mantener condiciones de iluminación y climatización adecuadas dentro de lo posible.

Nueva Realidad

Las pausas activas que las realizábamos en la oficina se cambiaron por tareas del hogar, jugar con los niños o consentir a nuestras mascotas, también aparecieron nuevos miedos e interrupciones involuntarias como son las frecuentes intermitencias de la señal wifi en reuniones virtuales, que el equipo de cómputo se reinicie al momento de hacer una presentación o posiblemente la activación o desactivación del micrófono cuando no era el momento adecuado y hasta el outfit, juega un papel importante en el home office; todos estos puntos  se tornan cruciales a la hora de trabajar desde casa, pero que hoy forman parte de la nueva realidad.

 Y el punto está en aprender a convivir con estas nuevas condiciones, el reto es encontrar el equilibrio entre trabajo – familia a pesar de encontrarse en el mismo espacio, buscando siempre el bienestar del cuerpo y la mente sin dejar de lado los vínculos emocionales que son nuestra verdadera conexión con la motivación diaria.

Alcanzar el Bienestar

Las pautas principales para encontrar bienestar a pesar de atravesar una pandemia y todo lo que trae con ella, es mantenernos positivos y optimistas a pesar de las circunstancias, valorar la vida y la salud con mas conciencia, crear nuevos hábitos que nos permitan tener espacios para actividades de esparcimiento, deporte o algún pasatiempo que descargue la mente de la rutina diaria, compartir con los que convives experiencias nuevas que cuando no estábamos en casa lo postergábamos, aprovechar la tecnología para sentirnos cercanos de los que están lejos y sobre todo mantenernos conectados con quienes amamos.

En el ámbito laboral es necesario desarrollar ciertas competencias que nos permitan aprender y  construir un perfil profesional más sólido que impulse nuestro crecimiento, aquí algunas ideas:

  • Capacidad de adaptación al cambio.
  • Flexibilidad ante los nuevos retos.
  • Una comunicación asertiva trasmitiendo ideas claras que llegue a todos los receptores con un intercambio de información hábil y eficiente que puede ser escrita o utilizando medios virtuales.
  • Manejo del tiempo, organizando las actividades asociándolas a la necesidad del logro de objetivos y equilibro familia-trabajo.
  • Planificación y organización, priorizar lo urgente e identificar lo importante con los debidos tiempos y descansos involucrando al trabajo en equipo.
  • Autoaprendizaje, la actualización constante es necesaria para estos tiempos, desde el manejo adecuado de plataformas virtuales, herramientas de comunicación y tendencias actuales de mercado.
  • Creatividad y sentido de innovación, en la actualidad al no estar en la oficina y tener nuevas circunstancias desde casa, se pone aprueba nuestra manera de resolver los inconvenientes para convertirnos en profesionales más versátiles y recursivos.

El desarrollo de competencias es un proceso consciente en el que decides involucrarte de manera constante y tal vez suceda que con el paso del tiempo podremos mirar estas circunstancias como un gran aprendizaje, donde seguramente habremos descubiertos más ventajas que desventajas del trabajo a distancia.

[1] https://www.ppulegal.com/

Autor: Carla Alvarado (2020)